La Buena Noticia

¿Cuál es la buena noticia?

Dios es Amor, El te ama y quiere que tu le conozcas y vivas de verdad! 

El envió a su Hijo Jesucristo para darnos el perdon de nuestros pecados por medio de El, y la salvacion –> La vida eterna.    El mensaje de Jesucristo nuestro Salvador y Señor es la Buena Noticiapara todo aquel que quiera cambiar su vida y empezar de nuevo!

Por medio de Jesucristo se recibe el perdón de los pecados y la vida eterna.

Dios es amor

La Biblia nos dice que el hombre desobedeció a Dios. La consecuencia de tal rebeldía fue muerte espiritual. Es decir, se interrumpió el contacto entre el Creador y la criatura humana. Pero, lo primero que nos dice la Buena Noticia es que Dios es amor. Por eso no quiso dejar al hombre en la oscuridad y en la perdición.

En Jesucristo se manifestó ese amor. Dios demostró su amor dando a su Hijo en sacrificio por nosotros − nosotros que hemos pecado y que le hemos ofendido. La verdad más grandiosa en este mundo es que el Creador, el Todopoderoso, el Soberano es el Dios de misericordia. Lea 1ª Juan 4:7-16.

El sacrificio de Cristo

La condenación a muerte eterna, que cada ser humano merece por haber faltado ante Dios, fue puesta sobre Jesús. Él sufrió, pagó y murió en lugar de cada pecador. Dios acepta la sangre derramada de Cristo para perdonar nuestros pecados. Ningún ser humano es justo ante Dios.

Sólo Jesucristo cumplió con la justicia y la santidad que demanda Dios. Él vivió una vida recta agradando en todo a su Padre. Jesús cumplió con las exigencias de la ley de Dios. En cambio nosotros no podemos producir con nuestros esfuerzos justicia y santidad perfecta, ni obras que nos hagan aceptables ante Dios.

Pero sí podemos recibir a Cristo, el justo y santo, pues Dios aceptó plenamente el sacrificio de su Hijo. Se recibe a Cristo aceptándolo por fe, invitándole a entrar en nuestro corazón y dándole el señorío sobre nuestras vidas. Lea Efesios 1:7; 1ª Pedro 3:18; Hebreos 7:25.

Evangelio –> buenas nuevas

También es buena nueva el Evangelio, porque Dios ofrece la salvación gratuitamente. Nadie puede merecerla tratando de hacer buenas obras. Nadie puede comprarla o adquirirla de algún modo. Es por gracia, gratuitamente, por amor de Dios, pues Jesús pagó el precio con su sangre. Lea Romanos 3:24; Efesios 2:8-9; 1ª Pedro 1:18-19

En resumen, el Evangelio nos dice:

  • Todos somos pecadores perdidos
  • Dios nos ama
  • Dios envió a su Hijo Jesucristo
  • Jesucristo murió y resucitó por nosotros
  • El que se arrepiente de sus pecados y nace de nuevo; ha pasado de muerte a vida. (Porque ha recibido a Jesucristo en su vida, por medio de la fe)